La sangría es una de esas típicas bebidas de verano. Se puede consumir todo el año, pero con el calor es cuando más apetece. Las cantidades e ingredientes van un poco al gusto de cada uno, así que el contenido de alcohol se puede moderar al gusto de cada uno.

Si alguna vez te has preguntado cómo se prepara la sangría, te voy a decir que es muy fácil. Las cantidades de vino y refresco las puedes variar a tu gusta, al igual que el resto de ingredientes. Cada uno tenemos nuestras preferencias en cuanto al sabor, así que elige como más te guste.

Ver receta completa »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *