Muy buenas amigos cocinillas, un día mas en la vida, otra receta mas, en esta ocasión una receta muy barata y fácil de hacer, eso si, os tiene que gustar la casquería, yo no es que sea muy amante de la casquería pero el hígado si se encuentra entre esos alimentos que me encanta comer, con el podemos elaborar infinidad de platos, se me ocurre por ejemplo este fabuloso paté ( ver receta aquí) y muchos de ellos mas, pero la receta de hoy, con una buena barra de pan veréis como hace la delicia de los comensales que tengáis. como aperitivo o como segundo plato va ideal, os cuento como se hace….

Ingredientes

  • 750 gr de higaditos de pollo limpios
  • 3 cebollas grandes
  • Vino para cubrir los higaditos, unos 250 ml aprox
  • Sal
  • pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra

Vamos ya con la preparacion del higado de pollo cono siempre con fotografías paso a paso

PREPARACION:

 

  1. En un bol ponemos los higaditos bien limpios y vertemos el vino en el, lo dejamos macerar un par de horas mínimo
  2. Picamos la cebolla en juliana finita
  3. Echamos aceite en una sarten grande y pochamos la cebolla a fuego medio,salamos, cuanto mas la pochemos mas rico quedará el guiso
  4. Cuando la cebolla este bien pochada y haya cogido ese color marroncito echamos el hígado y lo salpimentamos
  5. Y lo seguimos friendo poco a poco y a fuego no muy alto, vereis como se va llenando la sarten de jugos
  6. Añadís el vino que os sobro de la maceración y lo dejáis que se siga haciendo a fuego medio-bajo hasta que el higadito este a vuestro gusto

 

Emplatamos y servimos, os aseguro que no podréis dejar de coger un trozo de pan con un trozo de higadito hasta que dejéis la cazuela vacía, jajajajajaj ¿a que si?. Nos vemos pronto….Masito

Loading...

6 comentarios en “Higado de pollo encebollado”

  1. ¡¡Aiiiiis, como el de mi mami!! Desde que era una enana, el hígado encebollado es mi plato favorito, sobretodo con unas buenas patatas fritas y, como bien dices, muuuuucho pan, me daba unas "panzás" que mi madre me regañaba y todo jajaja
    Algunas personas no lo pueden ni oler a kilómetros y a otras les apasiona, no hay punto medio, pero para los que si nos gusta es un auténtico manjar. Además, tirado de precio, chico… no se puede pedir más 😛
    Un saludo Dámaso.

  2. Receta riquísima Dámaso y seguro que si fuera carísima más de uno se daba de tortas por probarla;)
    En casa es de esas de toda la vida y a mí me encanta!!!
    Voy preparando pan…para mojarrr, jaaaaa, jaaaaaaaaa
    Un abrazo 🙂

  3. ¡¡Ay Masito, que yo no soy mucho de hígados!! No me terminan de convencer, y mira que tu plato tiene buena pinta y todo lo que quieras, pero no me gusta mucho ese sabor tan peculiar del hígado. Bueno, otra vez será, ja, ja. Besitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *